Es urgente elevar el nivel académico de las universidades y la educación en particular, es necesario resolver el problema indígena para evitar una confrontación social de graves consecuencias, tarea que debe ser realizada con absoluta independencia de los partidos políticos, que ven en el indio sólo un votante más.

Es muy posible que poco o nada signifique el cambio de una hoja del calendario. Pero el tránsito de un año a otro tiene siempre importancia para los seres humanos. Es la ocasión propicia para reiterar esperanzas, formular buenos deseos y mencionar inquietudes.

Ecuador atraviesa desde hace varios años por serios problemas sociales y económicos y sus gobernantes en respuesta a los anhelos ciudadanos han buscado de acuerdo a sus conceptos y en representación de sus voluntades los caminos no siempre adecuados para salir de la situación.

El tema económico se ha mantenido vinculado al político en medio de la crisis permanente que sufre el país. El año 2022 terminó y de sus logros se encargarán de divulgarlo los propios allegados al gobierno y será motivo para la controversia sobre la situación de las diversas áreas sociales, económicas y políticas del Ecuador.

El año 2022 al menos ha sostenido el clima democrático, aunque se presenta desde ahora convulso. controvertido de duros enfrentamientos en lo político, de cuyos resultados no es factible formular victorias.

Hay también otras inquietudes pero todas tienen relación con la aspiración de que el Ecuador en 2023 busque solidariamente los rumbos más propicios para encontrar fórmulas que permitan solucionar nuestros más acuciantes problemas. Es urgente elevar el nivel académico de las universidades y la educación en particular, es necesario resolver el problema indígena para evitar una confrontación social de graves consecuencias, tarea que debe ser realizada con absoluta independencia de los partidos políticos, que ven en el indio sólo un votante más.

Es la hora de dejar de lado la dependencia del petróleo en la economía ecuatoriana y volver los ojos a la producción agropecuaria y agroindustrial, para evitar la migración del campesino a la ciudad y el exterior. Es necesario reducir el aparato burocrático, optimizar las empresas estatales y rescatar la verdad frente a las pretensiones de la privatización como un negociado para un reducido grupo. Las finanzas públicas deben manejarse con seriedad y responsabilidad, dando mayores ingresos a los programas de salud, educación y vialidad que posibilitn aumentar la producción, de la cual se obtendrán los recursos para financiar el desarrollo integral.

Pero lo más urgente es poner fin al conformismo, esa especie de sinvergüenzura disfrazada de serenidad en algunos, en otros de malentendida madurez y en todos, ropaje que esconde a la gran aliada de cualquier tiranía, la apatía y eso que venden algunos credos como virtud y no es más que falta de coraje.

Dijo Ernesto Sábato que hay una manera de contribuir a la protección de la humanidad, y es no resignarse, lo creo y lo practico, primero por mi propia protección para poder luchar por la de mis seres más amados y para luchar por preservar y salvar mi heredad que es mi patria, mi pertenencia más primaria y más honda, la identidad que me hace ser.

 

Comentarios potenciados por CComment