Como hace cuatro años, son diez las candidaturas, con auspicio de partidos y movimientos políticos nacionales y de la provincia. Quien acceda al cargo tendrá que afrontar la crisis vial, tema tradicional y de promesas en las campañas desde hace muchos años…

A poco más de un mes para las elecciones del 5 de febrero de 2023 y de comenzar oficialmente la campaña el 3 de enero, los aspirantes al cargo mantienen un perfil bajo de promoción, atenuada con el campeonato mundial de fútbol y problemas políticos nacionales, temas de interés colectivo prioritario en las últimas semanas.

No obstante, como en anteriores campañas por la prefectura, la vialidad se inscribe entre las ofertas más importantes de todos los candidatos, considerando que es el punto neurálgico de preocupación ciudadana a nivel provincial y nacional. Azuay está entre las provincias ecuatorianas con mayor retraso en cuanto a la calidad de las vías de comunicación dentro de la provincia y de conexión con el resto del país. La mayor parte de las carreteras hacia las parroquias se mantienen en tierra y carecen de adecuado mantenimiento, pues el Gobierno Autónomo Provincial escasea en recursos para solucionar el déficit existente, y tampoco dispone de equipos y máquinas suficientes para atender los permanentes reclamos de los pobladores.

 La crisis de la vialidad es tema de preocupación permanente de los candidatos
provinciales pero...

La Prefectura del Azuay, además, experimentó un cambio administrativo que incidió en la estabilidad institucional, desde que el prefecto electo en marzo de 2019, Yaku Pérez, renunció para postularse como candidato a la Presidencia de la República y asumió la Vice prefecta, Cecilia Méndez, a la que correspondió afrontar las dificultades venidas con la pandemia viral del Covid y el retraso en los programas de trabajo.

Entre los aspirantes a la Prefectura hay quienes llevan años de presencia política y en la función pública: Marcelo Cabrera Palacios fue dos períodos alcalde de Cuenca y dos períodos prefecto del Azuay, auspiciado por diferentes tiendas políticas y en las últimas elecciones por la suya propia, movimiento Igualdad; en 2019 fue elegido asambleísta por Azuay, pero tras posesionarse renunció para asumir el ministerio de Obras Públicas en el gabinete del presidente Lasso.

Cristóbal Lloret Orellana, de Revolución Ciudadana –tienda política del ex presidente Correa-, fue jefe político de Cuenca, gobernador, concejal y desde 2017 asambleísta, dignidad que renunció para asumir la actual candidatura.

Ruth Caldas se inició en 2007 en el gobierno de Correa con funciones en el Gobierno Parroquial de Ricaurte, luego fue electa concejal por este mismo sector político y fue nominada vice alcalde de Cuenca. Ocupó cargos públicos en el gobierno de Lenín Moreno y ahora está auspiciada por los movimientos Suma y Construye.

Sebastián Cevallos, de Unidad Popular, ha tenido activa vigencia política en el Movimiento Popular

Democrático extinguido, con el que se identifica su actual militancia. Es político que no ha cambiado de tienda en su trayectoria. Similar apreciación corresponde al candidato a prefecto por el socialismo, Felipe Delgado Jara, quien fuera concejal y desde sus primeros ajetreos políticos ha permanecido en este sector.

Magaly Quezada, quien fue alcaldesa de Oña y vice prefecta a raíz del cambio administrativo por la renuncia del prefecto Yaku Pérez, ahora es candidata por los movimientos Avanza y Contigo. Diego Morales, del movimiento Nueva Generación, fue concejal de la actual administración municipal y renunció para optar por la candidatura a prefecto. Dora Ordóñez fue también concejal y está auspiciada por Democracia Sí (correísmo y un ala de Pachakutik).

Diego Monsalve, quien ejerciera funciones en el Gobierno Provincial en la administración de Paúl Carrasco, aspira a Prefecto por el movimiento CREO, del presidente Lasso, y los movimientos Renovación Total, Centro Democrático, Pueblo, Igualdad y Democracia. Diego Matovelle aspira a la prefectura con auspicio de Izquierda Democrática.

A partir de enero, al iniciar la campaña electoral autorizada por el Consejo Nacional Electoral, se verá la promoción de las candidaturas, en base a la cual se proyectarán con miras al triunfo en la jornada del 5 de febrero.

El sistema vial del austro ecuatoriano, en permanente emergencia.

Comentarios potenciados por CComment