Una presunta banda de falsificación y negocio de medicamentos caros contra el cáncer fue detenida y disuelta hace cuatro meses, pero los integrantes estarían ahora gozando de su libertad.