Por Alba Luz Mora

 

Alba Luz Mora Mauricio Pozo Crespo, ex Ministro de Finanzas, ha publicado un libro sobre la gestión económica que ha cumplido el Presidente Rafael Correa Delgado en el Ecuador. Es la suma de los artículos que ha escrito en el diario El Comercio de Quito, señalando aciertos y errores
 
Al ritmo de los acontecimientos de la vida nacional y de estos últimos quince años, van despertándose las observaciones de Mauricio, quien, como experto en economía, señala lo más destacado, entre decisiones positivas y negativas. Define el ambiente que reina en el país con Rafael Correa Delgado como problemático: la situación difícil de los medios de comunicación social, por el control oficial exagerado, cuando constituye una necesaria actividad que debería desenvolverse en una ambiente realmente democrático.
 
El autor destaca los hechos más significativos y connotados de nuestra economía: la dolarización del país, que hizo que cambiara notablemente el concepto de reservas nacionales. Según el economista Pozo, con esta medida se detuvo la hiperinflación, las tasas de interés fueron decrecientes, se favoreció el crédito, aunque el Ecuador se tornó “en el país riesgoso” de la región, con la influencia de los organismos multilaterales y subordinado a sus vinculaciones internacionales, porque el dólar está vigente. Sostiene que la nuestra es la tercera economía más dependiente de América Latina, al acusar mayor interacción internacional.
Como errores del actual régimen indica: el manejo desordenado de las finanzas públicas, “gastar demasiado torna al presupuesto expansivo, lo que es comprometido”, dice.- También critica el gasto público exagerado y por demás importante. Y otra verdad: el endeudamiento extremado, cuya suma representa ahora como el 21% del Producto Interno bruto, PIB, es otro defecto del Ecuador y las altas deudas internacionales, como la que se ha generado con los chinos, muy preocupante por la elevada suma de dinero comprometido, dinero que procede de las exportaciones petroleras.
Dentro del panorama nacional, critica la deficiente obra municipal y estatal, característica de los problemas de fondo y que no están solucionados. Observa ese manejo “desordenado” de la deuda externa. Califica como exageradas las utilidades que reciben las telecomunicaciones,
 

que van del 12% al 15%. Reconoce que con la dolarización el Ecuador detuvo la inflación y que las tasas de interés hayan decrecido, favoreciendo el crédito, aunque encuentra peligroso caer en un sobregiro de las finanzas. Considera que toda decisión a este respecto se toma con un extremado personalismo por parte de quien nos gobierna.

En el sistema de seguridad social, no le parece aconsejado dejar que la Junta de Regulación y Control de ese organismo resuelva qué hacer con el significativo fondo de los afiliados al Seguro Social, puesto que, como todos sabemos, esos recursos pertenecen a terceros, que son quienes aportan. La decisión de que pasen al área de salud, ha generado una gran desconfianza en los pensionistas y la califica como una especie de atentado contra los recursos de terceros y rememora la vigencia del Código Monetario y Financiero aprobado por la mayoría de los asambleístas, que sin duda trae novedades y refuerza lo actuado.

El libro reconocen todas las realidades innegables: el Gobierno ha utilizado tres veces más recursos que todos los regímenes anteriores...La deuda pública se ha duplicado en los últimos siete años y, para Mauricio, la Comisión de Endeudamiento es poco creíble en sus tesis porque pertenece al mismo gobierno. La administración del volumen de recursos ha sido posible gracias a la existencia de los bancos centrales que imprimen y acuñan el dinero y así regulan su circulación. La operación entre los bonos colocados y la otra con el oro, llegará a 2.400 millones. Y la deuda pasará del 26% al 30%. En el año 2017 su coeficiente será cercano al 40%.

Respecto a la novedad del dinero electrónico, cuya tramitación se hará por medio de los teléfonos celulares, significa la creación de dinero por el Banco Central sin el respaldo correspondiente...

Encuentra como tareas difíciles que se ha propuesto el Gobierno, modernizar la matriz productiva, que demandaría mucha disciplina en la política pública y mejor es partidario de que la política fiscal debería tender a preservar la liquidez, evitar las salidas excesivas de los recursos y atraer nuevo financiamiento.