Andrés Robalino, Director de la Cámara de Industrias de Cuenca.

Andrés Robalino Jaramillo, Economista de profesión, está vinculado a la Cámara de Industrias de Cuenca desde hace más de diez años, de los cuales los últimos tres como su Director.

La revista AVANCE le invitó a abordar temas de interés para su sector, para Cuenca y el país. En la presente entrevista constan sus puntos de vista sobre aspectos de trascendental importancia, especialmente sobre el futuro reciente y la situación actual del país, así como sobre el futuro de Cuenca y lo que esperaría de las nuevas autoridades por elegirse después de poco más de tres meses. Actualmente la Cámara es de Industrias, Producción y Empleo (CIPEM).

 

¿Cómo valora el año 2018 en los sectores productivos de Cuenca y del Azuay?

El 2018 ha tenido varias situaciones complejas, desde la consulta de inicios de año que generó una inestabilidad en todo el sector productivo, el cambio del Ministro de Finanzas y otros temas que, unidos a la pérdida permanente de competitividad, altos costos de producción, problemas de movilidad y conectividad, el resultado es casi sin un crecimiento positivo, o muy pequeño, exceptuando el sector de Línea Blanca, que por la decisión de eliminar el Impuesto a Consumos Especiales de Cocinas a Gas, éste y los próximos años tendría un crecimiento permanente del consumo represado durante tantos años.  Por supuesto la proyección del país no se la esperaba mejor, la situación macroeconómica tiene varios problemas por solucionar, temas relacionados a la reducción del gasto corriente (disminución del tamaño del Estado), refinanciamiento de la deuda, volatilidad del precio del petróleo (reducción de su dependencia), rigidez laboral, entre otros.

¿Qué cambios positivos en la gestión pública del país son visibles en relación con la administración anterior a la actual?  

Lo principal que ha logrado este Gobierno es el cambio de mentalidad estatal, aunque falta mucho por alcanzar, actualmente se tiene una visión más amplia de los efectos positivos del sector privado en la generación de riqueza y de empleo. Bajo este principio se han alcanzado reformas significativas por ejemplo en la apertura comercial del Ecuador, donde ha retomado la relación con nuestro principal socio comercial, Estados Unidos; otro avance importantes fue la sinceración de las cuentas públicas, pudiendo conocer la situación real del país en líneas como el financiamiento nacional y externo, empleo, desempleo, subempleo, inflación, entre otros indicadores que generan seguridad hacia el sector productivo y de potenciales inversionistas nacionales como extranjeros.

¿Lo más destacable del gobierno en su año y medio de gestión y los reparos o recomendaciones para lo posterior?

Lo más destacable ha sido modificar la imagen del Ecuador hacia el mercado internacional. Nuestro país se ha posicionado fortalecido, luego de un gobierno que no sólo controló todas las actividades públicas y privadas, sino que le llevo al país a su primera crisis económica desde que estamos dolarizados, y se ha confirmado la apertura a recibir inversión extranjera, y busca asociarse con diferentes países para mejorar los índices de competitividad, productividad y empleo.

¿Un criterio sobre la gestión municipal de Cuenca y del Gobierno Provincial cuando se aproxima el fin del mandato de sus autoridades?

La provincia del Azuay sufrió luego de los últimos 10 años del Gobierno pasado, lo más complejo en relación a la inversión pública, que la ubicó en los últimos puestos a nivel nacional en inversión en infraestructura, situación que se la puede observar con los grandes limitantes de conectividad terrestre que tiene nuestra provincia especialmente con Quito y Guayaquil. En relación al cantón Cuenca, los últimos cinco años se apreció una situación muy compleja por la construcción del Tranvía “Cuatro Ríos”, proyecto que respondió más a un beneficio político que a una visión de ciudad, y hasta el momento ha resultado en más negocios quebrados que empleo generado, quedando todavía muchas dudas en la sostenibilidad y sustentabilidad de este medio de transporte. 

  Otro problema grave ha sido la conectividad aérea, no solamente por los altos costos de los boletos hacia la ciudad de Quito, sino la influencia negativa de la Aerolínea Pública TAME en el mercado aéreo ecuatoriano, lo que ha significado la quiebra, o salida de las frecuencias de muchas aerolíneas, que en el pasado servían a nuestra ciudad, que actualmente tiene una aerolínea privada que ofrece los servicios, sin retrasos ni cancelaciones; por último, aunque no es problema de los últimos cuatro años, Cuenca al ser la ciudad del per cápita más importante del país, ha requerido durante los últimos 15 años el desarrollo de zonas productivas que le permitan al sector empresarial proyectarse y crecer, pero la falta de una planificación correcta de ciudad, ha resultado en que muchos de los predios planificados se hayan poblado de residencia sin ningún tipo de control municipal, reduciendo la oferta y aumentando los precios, que no compiten con el mercado nacional, transformándole a Cuenca en la ciudad más cara en lo que tiene que ver con predios industriales, actualmente y con el apoyo del Alcalde de Cuenca, se buscan soluciones tanto para el proyecto del Cuartel Cayambe (ampliación del Parque Industrial de Cuenca), como nuevos terrenos para la instalación y crecimiento de las fábricas.

¿Un comentario sobre el proyecto Tranvía Cuatro Ríos?

  A la ciudad se le impuso un proyecto sin ningún tipo de sinergia con el sector productivo, academia y ciudadanía en general, y lo que se generó fue un plazo de ejecución demasiado amplio, aumento de costos, sin todavía tener clara la sostenibilidad, sustentabildiad y adaptabilidad a este nuevo medio de transporte por la población; queda por ver varios capítulos de este proyecto, que esperamos no afecten más a una ciudad que vio quebrar a varios locales comerciales durante 5 años.

¿Qué sobre la vialidad del Azuay y del Austro, y e la conexión aérea con el país?

Los gobiernos de turno invierten la mayor cantidad de recursos en ciudades donde se genera un mayor impacto político, ejemplo Quito y Guayaquil. Bajo esta lógica, históricamente el austro ecuatoriano, incluida la provincia del Azuay, se ha visto rezagado en la inversión de infraestructura vial, manteniéndose las mismas carreteras, de una vía de ida y una vía de vuelta, que además de aumentar los costos de producción, crean peligros innecesarios especialmente para los turistas que entran y salen de la provincia. En las últimas décadas constatamos la construcción de otras carreteras, que no envidiaría ningún país desarrollado, manteniéndose la realidad de nuestra provincia. En la conexión aérea la situación es bastante compleja, no solamente por la salida de aerolíneas que prestaban los servicios a nuestra ciudad, sino porque la Corporación Aeroportuaria de Cuenca no es manejada técnicamente, y al no contar información técnica y estudios, que sustenten las necesidades en base a la demanda, se ha generado un grave limitante para hacer frente a la situación que se vive actualmente.

El Parque Industrial de Cuenca está saturado. ¿Qué propuesta urgente avizora ante la situación?

La única propuesta a corto plazo para reducir la presión dentro del Parque Industrial

Logotipo con la imagen renovada de la institución.

es su ampliación en los predios del Cuartel Cayambe, terrenos entregados por el Ministerio de Defensa en enero del 2017; cabe recordar que el proyecto de ampliación del Parque Industrial presentó la Cámara de Industrias, Producción y Empleo en 2013 al ex Alcalde de Cuenca, y luego de pasar varios filtros de análisis quedó rezagado por diferentes razones políticas. Recién el año pasado fue reactivado, pero el proyecto de ampliación, fue moneda de cambio de la deuda del Gobierno Nacional al proyecto del Tranvía, lo que no ayudó a solucionar ninguno de los dos problemas. En la actualidad  y conjuntamente con el municipio de Cuenca, se busca solucionar esta situación, reduciendo el precio de los predios al sector productivo, lo que generará un mayor interés en adquiririlos, además será importante una planificación correcta del manejo del parque industrial, adaptado a la realidad de estar rodeado por residencias, transformándolo en un barrio más de Cuenca, con todos los peligros que significa por el cruce de personas que no tienen actividades con las empresas de esa zona, buses de colegios, entre otros, logrando presionar aún más a esta zona clave en el desarrollo y la calidad de vida de los cuencanos.

¿Qué esperaría la Cámara incluyeran los candidatos a la Alcaldía de Cuenca y Prefectura del Azuay en sus planes de gestión?

Entre los varios problemas que deben solucionar las nuevas autoridades, por el lado provincial debe ser presionar al Gobierno Nacional en impulsar asociaciones públicas-privadas con el fin de mejorar la infraestructura vial de la provincia (concesiones), y su acceso a los dos polos de desarrollo del país como son Quito y Guayaquil. Por parte de Cuenca se requiere una planificación a corto, mediano y largo plazo, en donde se pueda proyectar un crecimiento ordenado de cualquier actividad, resultando en una ampliación de la oferta, lo que significará una reducción importante en los costos por metro cuadrado tanto para la construcción como para el sector productivo. Además, se deberá reducir la tramitología y burocracia, generando procesos virtuales, e incentivando a los emprendedores e inversionistas locales, nacionales y extranjeros a venir a la ciudad a crear empleo y  mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos. De esta planificación debe ser parte la Prefectura, con el objetivo de generar zonas industriales, comerciales y tecnológicas con una proyección a mediano y largo plazo y a precios competitivos.