María Fernanda Vicuña, Vicepresidenta del Ecuador, atraviesa por una situación crítica, acusada por posibles cobros ilegales.