Espectacular caída de la tarde en Puerto Bolívar: el mar, el cielo encendido, el antiguo muelle y el edificio del Museo Marino de la Casa de la Cultura.