Bolívar Iñiguez Ponce festejó con familiares y amigos sus primeros ochenta y cinco años. Está soplando la torta con la ayuda de Elsa Quintanilla, su esposa, y su hija Janeth, en la quinta de Shullín.