Google Translate Widget by Infofru

Author Site Reviewresults







        
Pedro Palacios en plena campaña electoral

Pedro Palacios ganó la Alcaldía de la ciudad patrimonio cultural de la humanidad tras una campaña muy sobria, frente a la ostentosa y costosa de los supuestamente más opcionados. Sin filiación política anterior, se inscribió por el Movimiento Alianza Azuay el futuro que soñamos. La Alcaldía es el primer cargo público del hombre de 43 años

Soy un ciudadano más, común y silvestre, que decidió ponerle el pecho a las balas. ¿Porqué esperar que sean otros si todos tenemos capacidades? Soy un  cuencano que ama a su ciudad y quiere recuperar los valores de antaño proyectados con modernidad hacia el futuro, para que nuestros hijos no piensen en salir de ella. Quiero dar mi aporte para tener la Cuenca que merecemos”. Así respondió el nuevo Alcalde a la pregunta inicial de ¿Quién es Pedro Palacios Ullauri?

La flamante autoridad que empezará su gestión en mayo concedió una entrevista a AVANCE. Dice ser un afortunado que tuvo una formación académica con títulos de Supervisor e Ingeniero Industrial, con tres maestrías en el INCAE, de Cota Rica, “la mejor escuela de negocios de América Latina”, varias maestrías y diplomados obtenidos en España y en Perú.

Cinco años vivió en Lima, gerenciando empresas del Grupo  Jaramillo y su fábrica Indurama. De regreso al Ecuador dirigió varias empresas de Cuenca, hasta tomar el reciente reto de buscar la alcaldía. Lleva casado veinte años con Yadira Palacios y es padre de Pedro Santiago y Giuliana, de 14 y 11 años. Dice ser católico, pero poco frecuenta los templos, pues su religiosidad es más bien de vida interior. La secundaria estudió en el Técnico Salesiano y admira a San Juan Bosco, a quien llama “Donbosquito”, que le inspira a ser cada vez una persona mejor.

¿Cómo se siente, alcalde electo de Cuenca?

Muy contento ante la posibilidad de plasmar en la realidad lo que nos propusimos en la campaña electoral en beneficio de Cuenca; muy emocionado y agradecido con Dios y con los ciudadanos que nos demostraron tanto cariño, lo que motiva a retribuirles con cerebro, neuronas y trabajo para hacer las cosas bien, pensando en mejorar la calidad de vida

Su triunfo es un llamado al cambio en la administración municipal. ¿Cómo hará ese cambio?

Desde la forma de hacer política. Los ciudadanos somos cada vez más reflexivos, menos emotivos y sabemos que las grandes empresas electorales de clientelismo absurdo de millones de dólares para comprar los votos no garantiza una eficiente gestión administrativa. Primero vamos a ordenar la casa y luego generar los pilares para que toda política pública y obra cumplan premisas que miren al largo plazo, sean sistémicas y no puntuales y, aunque no debería decirse, que cumplan con lo ético, lo moral, los valores.

Se supone que estos principios deberían ser intrínsecos, de siempre, y no sólo cuando somos candidatos o dignatarios.

El  candidato suscribe los documentos para inscribirse en el  Consejo Electoral del Azuay

¿Qué rescata de positivo y qué le merece reparos a la gestión municipal que termina?

Hay cosas interesantes, como recuperar espacios como los parques -no comparto llamarlos mega parques-, o equipamientos que han sido recuperados tras largo tiempo. Personalmente creo que se pudo hacer algo diferente en el Parque de la Libertad, que es muy simple, sin recreación activa, pasiva sí, sin empuje ni dinámica comercial. Está bien concebido el Parque de Guzho, con interesante manejo de espacios para el disfrute de las familias en el fin semana. El Parque de Ictocruz no está terminado y le faltan equipamientos. Tengo que creer que se ha incrementado los metros cuadrados de áreas verdes y eso es positivo, aunque no tengo certeza. La administración ha dejado mucho que desear, politizada y partidizada, lo que han sido causales para que la ciudadanía ansíe un nuevo modelo de gestión. Nosotros queremos ser eficientes, implantar la desconcentración zonal, promover procesos de reingeniería, liberar recursos humanos y tecnológicos, para facilitar  unos trámites ágiles a través de la internet para que los ciudadanos no necesiten desplazarse y si les toca acudan a las oficinas zonales con funcionarios capacitados para estar cerca de la ciudadanía, entienda sus requerimientos o problemas y los dé solución oportuna.

¿Cómo serán sus relaciones con el Gobierno Nacional?

Espero tener buena relación con todos los niveles, locales, provinciales y nacionales, con sinergias que lleven a aunar esfuerzos y aprovechar los recursos que sean de inversión y no de gasto. Seremos críticos cuando haya que serlo, con respeto y firmeza, adoptando posiciones importantes si el gobierno no atiende como debe. Sabremos aplaudir y respaldar al gobierno central en decisiones como lo que tuvo al reconocer al gobierno de Guaidó en Venezuela, a quien debemos respaldar para que regrese la democracia al hermano país. Pero no apoyamos, definitivamente, que se mantenga a personajes del correísmo en la administración, con funciones que les da capacidad de maniobra y poder.

¿Tiene compromisos por aportes ofrecidos a su candidatura?  

Cuando hay maquinarias electorales se hipoteca la conciencia y genera compromisos con quienes adquieren capacidad de maniobra e impiden la labor. Ganamos la alcaldía con la campaña más austera desde el regreso del país a la democracia, y ganamos porque supimos leer las necesidades de los ciudadanos. Estamos capacitados para escoger a mujeres y hombres para las funciones, si cumplen los requisitos de experiencia, formación, ética y valores. Con la conjunción de esos méritos, en los departamentos y empresas municipales haremos cambios importantes para despolitizar y despartidizar la gestión. La política es buena pero en los acuerdos con sectores, barrios, gremios, la implementación tiene que ser técnica, profesional, no política. Queremos marcar un modelo de transparencia en la administración municipal.

¿Cómo será su relación con el Prefecto Yaku Pérez?

 Cuando coincidimos en la campaña saludamos y nos deseamos éxito. En el aparte de una entrevista en un medio de TV, luego de las elecciones, nos comprometimos a mantener sinergia entre el Consejo Provincial y el Municipio. Un tercio de los cuencanos vive en áreas rurales y podríamos coordinar las competencias, como para construir una nueva vía a la parroquia El Valle, por ejemplo. Tenemos apertura y el compromiso de él y el mío para superar el interés personal, partidista o ideológico y trabajar en armonía sirviendo al interés común. Yo mantengo la palabra y sería espectacular e histórico que dos personas con líneas políticas diferentes trabajen en conjunto, al revés de lo que ha ocurrido con quienes llegan juntos y a poco se distancian.  

Cuenca no tiene vías de acceso rápido, excepto desde Azogues, ¿Alguna previsión para resolver los graves congestionamientos?

Tenemos un diseño de la salida sur, pero la ejecución no corresponde al Consejo Provincial ni al municipio, sino al gobierno. La administración saliente estaba al servicio del ejecutivo y por su actitud esbirra frente al gobierno no reclamó con firmeza la obra. Tampoco hay que olvidar a cuántos cuencanos estuvieron frente a ministerios y subsecretarías, ilustres personajes que asimismo nada hicieron por Cuenca.

En varias vías urbanas hay sitios de una aparente planificada desorganización: la avenida Paucarbamba está cerrada en una dirección desde el redondel de Gapal; un redondel en El Vergel obliga a desviar por la Paseo de los Cañaris, dejando desutilizada la Huayna Cápac desde El Vergel hacia la Calle Larga. ¿Revisará estos puntos?

Tenemos que hacer levantamientos para utilizar vías completas y proyectos de manzana y supermanzana. La ciudad tiene cuatro ríos y una quebrada y hay que conectarse de un lado a otro con puentes en sitios apropiados, pues algunos hoy son embudos.  La obra pública tiene que hacerse en forma ordenada, planificada y la vialidad se ha de estudiar considerando flujos y contraflujos, así como pasos a desnivel en cruces conflictivos. Los cuatro años pasan volando y si no alcanzamos a completar el trabajo, dejaremos avanzado el tema para la próxima administración. En los casos mencionados, investigaremos por qué se han asumido esas decisiones.

Palacios privilegió el contacto directo con la población más que  la publicidad colgada en los sitios públicos