El polémico Presidente del CPCCS, reverendo Tuárez, dice no ser representante de ninguna orden religiosa. A más de perjuro, ha sido ateo.

 


Fue el candidato más votado en las elecciones para formar el organismo. Y lo seguirá siendo: botó la sotana, botó el cuello de cura y ya mismo será botado del CPCCS.

 

 

El Ministro de Seguridad, Iván Granda, parece que ya no tiene seguro el futuro de sus funciones desde que, por razones de seguridad, ocupó una aeronave oficial para ir de vacaciones a la orilla del mar. Y por más razones de seguridad, se fue bien acompañado…

 

 

Los jubilados han vuelto a la huelga de hambre para reclamar las cesantías de su vida de trabajo. ¡Qué crueldad del gobierno! ¿Acaso espera que la protesta se haga de una vez en el cementerio?

 


El ex Secretario jurídico presidencial de Correa, don Alexis, implicado en tramas de corrupción, mantiene perfil bajo, con grillete al tobillo. ¿Será el mismo que dejó echado el compadre Fernando Alvarado para escapar del país?

 


Dos concejalas de Cuenca que reclaman el derecho a la Vice Alcaldía esperan alternar dos años cada una en la función. Por ventaja son dos, pues de ser cuatro, serían seis meses para cada una.

 

 


El narcotraficante Chapo Guzmán pasará su vida en prisión perpetua. Y cuando muera tendrá treinta años más de cárcel. ¡Qué chiste de los gringos…!