El Gobierno Provincial eliminó el tributo destinado a vialidad rural.

La eliminación de la Tasa Solidaria –en primer debate- en el Azuay y la conmemoración de los 90 años de creación del Consejo Provincial del Cañar, fueron noticias importantes de los últimos días de noviembre en Cuenca y Azogues

La eliminación de la Tasa Solidaria para matricula vehículos en el Azuay, fue el triunfo de una oferta de campaña electoral del Prefecto Yaku Pérez Gurtambel. Pero deberá ratificarse o negarse en segundo debate, mientras se discute la legalidad de la resolución tomada por 17 de 23 miembros del Gobierno Provincial del Azuay, que participaron en la sesión del 27 de noviembre.

El tratamiento del tema puso en evidencia las discrepancias crecientes entre el Prefecto Pérez y la Vice Prefecta Cecilia Méndez, quien votó en contra de la tesis de la autoridad provincial. En varias intervenciones recientes, él y ella han expuesto criterios que muestran el deterioro en sus relaciones institucionales.

No obstante, la alta votación por eliminar dicha tasa, demuestra el éxito político del Prefecto Yaku Pérez, para revertir una tendencia que le fue desfavorable entre los integrantes de la corporación provincial en los primeros días del ejercicio de su mandato. La resolución aprobada en primer debate, improbablemente sería modificada en segunda instancia, en fecha que aún no se ha definido.

La Tasa Solidaria importaba alrededor de 4.5 millones de dólares anuales al GAD provincial y su destino era el financiamiento de las obras de vialidad rural. Con la eliminación, el Gobierno Provincial debrá remplaza con fondos propios la ejecución de la vialidad rural del Azuay.

Yaku Pérez es optimista. Los fondos compensatorios provendrán de la eliminación de publicidad institucional, supresión de festivales costosos y eventos a los que fueron a parar los ingresos obtenidos por la Tasa Solidaria en la administración anterior, del Prefecto Paúl Carrasco.

Pérez anunció que ha denunciado a Contraloría la malversación de los recursos provenientes de la Tasa Solidaria, para que se investigue su uso y se sancione a los responsables, de encontrarse culpabilidades que podrían incurrir en el ámbito del peculado.

En la administración de Paúl Carrasco el Consejo Provincial creó la Tasa Solidaria, impuesto que se cobraba a los dueños de automotores al momento de matricularlos cada año. Según el Prefecto en funciones, en 2018 de los 4.5 millones obtenidos por este concepto, cerca de cuatro millones no habrían sido entregados a los gobiernos autónomos parroquiales, causándoles un grave perjuicio.