Las inscripciones para el Concurso de Años Viejos estuvieron muy concurridas al finalizar el 2018. Sólo comparables al cierre de inscripciones de trece candidaturas para la Alcaldía de Cuenca  y diez para la Prefectura del  Azuay

Algunos, pasaditos y reincidentes, parecieron encajar más que en la contienda electoral en el popular concurso de Viejos chamuscados a medianoche. Pero, también, bisoños candidatos, decididos a marchar en la campaña antes de perder el olímpico paso.

El novedoso apellido del flamante Vicepresidente de la República ha sido comidilla de comentarios profusos. La mejor manera de memorizarlo es deletreándolo: S.O.O.N.N.H.O. L.Z.N.E.R.  Qué fácil juego de letras, no?

Pero pronto ese apellido será tan fácil de decirlo y escribirlo como otros trabalenguas ya familiares: Dahik, Glas, Odebrecht, Mahahuad, Richelieu Levoyer, Elmhalín Záccida, Asaad, Abdalá, Nebot…Ejsétera exétera, como diría  el inefable Alvarito.

El Gerente del Cementerio Patrimonial de Cuenca ha ponderado la bondad de los servicios que ofrece la entidad a los usuarios externos e internos: A los vivos y a los muertos… Qué buen chiste!

El Presidente colombiano elogió el heroísmo de sus militares, capaces de matar ya varias veces al narco guerrillero Guacho. El repetido éxito lograron porque el temido personaje fue Alias Guacho… 

Los militares vistieron de Generalísimo a la escultura del Niño Viajero y apadrinaron el Pase navideño. Para completar la “pasada” deberían bautizarlo como Héroe Niño, pistola al cinto.