Google Translate Widget by Infofru

Author Site Reviewresults







        

Una imagen de otros tiempos: Jorge Glas, Rafael Correa y Lenín Moreno compartiendo con euforia en el gobierno de la revolución ciudadana. El ex Presidente y el mandatario actual mantienen hoy profundas discrepancias. Glas está en prisión.

El reto del Presidente de la República de extirpar la corrupción con una cirugía mayor, está aún en sala de espera y los quirófanos aún no tienen “pacientes”. Correa no tendría autoridad ni credibilidad para hacerse eco de las denuncias en contra de su sucesor

Los cuatro años de gobierno del Presidente Lenín Moreno – casi ha transcurrido la mitad del período- serán cortos para realizar la cirugía mayor de extirpar la corrupción. Cada vez hay nuevos hallazgos de malversaciones, peculado, comisiones y sospechas de enriquecimiento ilícito de personajes que ejercieron altas funciones en el gobierno anterior.

En el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social se descubrió una mina de aprovechamiento del dinero de cientos de funcionarios a quienes en la administración de Richard Espinoza se cobraba comisiones para mantenerlos en el cargo. Mediante un procedimiento organizado al interior de la entidad por funcionarios de las áreas administrativas y financieras, los descuentos iban a cuentas particulares a beneficio de un movimiento político liderado por el Director del IESS, movimiento que nunca estuvo registrado en el Consejo Electoral, pero era afín al correato. El canal privado Teleamazones ha difundido un amplio seguimiento del caso.

Cuando arrecia con creciente intensidad la campaña de las elecciones seccionales por realizarse este mes en el Ecuador, el tema de la corrupción también ha crecido de tono. Ahora es el ex Presidente Rafael Correa –prófugo por huir de la Justicia ecuatoriana que le sigue varios procesos vinculados a asociación ilícita y peculado-, acusa nada menos que a su sucesor, Lenín Moreno, de estar envuelto en las redes de la corrupción con cuentas de familiares abiertas en paraísos fiscales.

En declaraciones formuladas a medios de Bruselas, donde radica, Correa ha señalado del Presidente Moreno que es “el corrupto luchando contra la corrupción… Moreno tendrá que salir de la Presidencia e irse a la cárcel porque esto es una monstruosidad”.

El origen del contrapunto entre Moreno y Correa es una investigación realizada por el periodista Fernando Villavicencio, en el sentido de que Edwin Moreno, hermano del mandatario, tendría una cuenta off shore en paraísos fiscales, con depósitos millonarios.

   Correa –también denunciado por el mismo Villavicencio por actos de corrupción- habrá aprovechado esta investigación para endosar contra el actual mandatario ecuatoriano las acusaciones.

   El caso va tomando revuelo, luego que el Presidente de la República en una cadena nacional desvirtuó las acusaciones y presentó documentos sobre sus bienes. Refiriéndose a Correa, sin nombrarlo, dijo: “Es paradójico. Él tiene un departamento en Europa, hermanos que tuvieron negocios con el Estado, acusaciones de secuestro y acoso, de tráfico de influencias, necesita un ático en Europa para ser feliz”.

   “Éstas son mis cuentas bancarias y este es mi certificado de no tener ni haber tenido nunca cuentas off shore. No tengo ni he tenido departamentos fuera del país, porque no está en mis planes fugar…”, fue la respuesta del Presidente a las acusaciones.

    Según el autor de las denuncias, Villavicencio, el Presidente Moreno estaría desviando las acusaciones hacia el ex Presidente: “Está poniendo todo en manos de un acusado de delincuencia organizada, como Rafael Correa, para intentar quitar veracidad a la información, cuando lo que debe hacer es exigir que se investigue sobre los dineros recibidos por sus amigos y familiares”, dijo, ratificando que una de once empresas creadas por el hermano de Lenín Moreno habría recibido fondos de la empresa china Sinohydro.

   Mientras tanto, avanzan, lentamente, investigaciones de asociación ilícita y peculado que implican al ex Vicepresidente Jorga Glas y su tío Ricardo Rivera, quienes serían los beneficiarios de coimas de la empres brasileña Odebrecht y que, en los últimos días, son motivo de reuniones, en Brasil, a donde comparecieron funcionarios del gobierno para informarse oficialmente sobre temas que, desde hace más de dos años, son de dominio público a través de los medios de comunicación.

Fernando Alvarado, estrecho colaborador de Correa, estaría protegido por el gobierno de Maduro en Caracas

  Glas está preso en una cárcel de máxima seguridad en Latacunga y una petición de ser cambiado a otra penitenciaría, fue negada por las autoridades judiciales. Así anda el país en materia de lucha contra la corrupción, tema emblemático del Presidente Moreno desde el día de su posesión en mayo de 2017.

   Por añadidura, Fernando Alvarado, uno de los más cercanos colaboradores del Presidente Correa, acusado de enriquecimiento ilícito, peculado y otros delitos, se conoce está protegido en Venezuela por el gobierno de Nicolás Maduro, luego de fugarse misteriosamente del Ecuador en octubre pasado, despojándose de un grillete cuyas insistentes alarmas fueron desentendidas por los funcionarios policiales y de seguridad.