Google Translate Widget by Infofru

Author Site Reviewresults







        

por: Ángel Pacífico Guerra

Debate sin debate
El “Debate” organizado por la fundación capitalina FORO con entidades locales en la Universidad del Azuay, entre los candidatos a la Alcaldía de Cuenca, todo pudo ser, menos un debate. De los 13 aspirantes al trono municipal, asistieron diez, lo que fue gran cosa, pues cuando se habla de debatir parece que les tiemblan las piernas a los invitados y hacen lo imposible para justificar su inasistencia. El acto, a puertas cerradas, pre grabado para transmitirlo luego, empezó por sufrir la falta de público, que es elemento indispensable para dar calor a programas de esta índole. Además, el esquema mismo, con las limitaciones propias del apretado espacio televisivo, fue un obstáculo para que los candidatos pudieran explayarse más de un minuto en cada pregunta planteada. Pero, en resumen, se podría afirmar que no más de tres o cuatro de los candidatos están preparados para arriesgarse a un “debate” televisivo y peor aún, para asumir la Alcaldía de Cuenca.

Candidatos y candidatos…
Hay trece nombres: una mujer y doce hombres son aspirantes a la Alcaldía de Cuenca. La mayor parte de ellos están seguros de que no llegarán a ocupar el puesto, pero allí están. ¿Por qué se metieron? ¿Por un baño de popularidad? ¿Para decir a los hijos y nietos que fueron candidatos a la alcaldía de la ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad? ¿Porque el que tiene plata hace lo que le da la gana? En fin, vivimos en democracia y cada quien tiene derecho a sacrificarse por los demás. Uno será el escogido y tendrá la oportunidad de sacar pecho los próximos cuatro años en nombre de Cuenca. ¿Y los demás? A disfrutar de merecidas vacaciones luego del trabajoso empeño de oficiar de políticos.

La guerra sucia por las redes
Aparte de ciertos plagios de propagandas extranjeras acopladas a la medida de ciertos candidatos locales, no ha habido mayores escándalos de campaña, como antes ocurrían. Ahora son las redes sociales el caldo de cultivo para decir lo que en gana se tiene, especialmente para denigrar a los adversarios. Y en este plano uno de los más machacados y estropeados ha sido el naciente político del movimiento “Renace”, el marchista olímpico Jefferson Pérez, de quien se ha usado y abusado de su vida y milagros. Quienes cometen semejante desafuero no pueden ser sino quienes miran al personaje con atributos que lesionarlos a través de las más modernas opciones de la guerra sucia por las redes sociales. No está bien: hay que respetar a todos. Jeff es un ciudadano emblemático de Cuenca y del Ecuador, el único medallista olímpico que alcanzó una cúspide a la que solo pueden llegar quienes son excepcionalmente capaces de vencer todos los obstáculos encontrados en el camino.

Agüitas del Carnaval
En paréntesis en la campaña es el inicio de marzo justo con la temporada de Carnaval. Quizá sirva para, a la voz del agua y los polvitos, depurar los cuerpos y las mentes para ir a las urnas el 24 de marzo y apuntar bien a favor de los candidatos dignos de la confianza y el respeto, a quienes deberemos vigilar que cumplan sus promesas si llegan al podio del triunfo.