Por: Daniel Gutman

En los últimos cuarenta años se ha destacado la importancia de la comunicación, pero no se ha avanzado en su aplicación orientada a resolver los conflictos sociales en África, Améica Latina, el Caribe y Asia

En Buenos Aires fue el encuentro sobre el rol de la comunicación para impulsar la cooperación Sur-Sur, organizado por IPS-Inter Press Service América Latina. Crédito: Daniel Gutman/IPS

BUENOS AIRES (IPS) - La comunicación puede resultar clave para el desarrollo de la cooperación entre los países del llamado Sur global, pero las relaciones cada vez más cercanas entre ellos no reciben la atención que merecen de parte de los medios de información.

   La conclusión surgió del encuentro que organizó Inter Press Service-IPS América Latina en Buenos Aires en marzo, durante la tercera y última jornada de la Segunda Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre Cooperación Sur-Sur, que reunió a representantes de casi 200 países en la capital argentina.

“El rol de la comunicación en el desafío de la cooperación Sur-Sur”, fue el coloquio que congregó a periodistas, analistas políticos y funcionarios de organismos internacionales de África, América Latina y el Caribe y Asia. Organizado por la organización regional de la agencia internacional de información IPS, fue uno los encuentros paralelos a la Conferencia y el único dedicado a la comunicación.

“Hace 40 años, cuando en la primera Conferencia, realizada también en Buenos Aires, se aprobó el Plan de Acción que constituye la base de la Cooperación Sur-Sur, existía conciencia de que la comunicación resultaba clave”, resaltó Mario Lubetkin, subdirector general de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura(FAO). “Sin embargo, esa noción se ha perdido y la comunicación no ha estado a la altura de los cambios que se han producido desde entonces. Eso genera un vacío para nuestras sociedades”, planteó el periodista y moderador del encuentro.

“No se informa lo que ha avanzado la cooperación comercial, en tecnología o en salud entre los países del Sur, que parecen lejanos pero son muy parecidos en cuanto a sus necesidades”, concluyó Lubetkin, quien fue director general de IPS-Inter Press Service, agencia internacional de información que prioriza las realidades y perspectivas del Sur.

Ante un público integrado mayoritariamente por periodistas y profesionales de la comunicación, el debate se orientó hacia cuáles son las herramientas más adecuadas para que en los países en desarrollo se difundan con mayor éxito noticias de los integrantes del Sur global, el último término acuñado para definir al conjunto de las naciones de África, América Latina y Asia. El presidente de la organización IPS América Latina, el argentino Sergio Berensztein, destacó que “hoy existe una oportunidad para naciones como las nuestras, gracias a que ya no hay la biloparidad de la época de la Guerra Fría, ni la unipolaridad de los años que siguieron. Hoy estamos en una época de lo que llamamos apolaridad”.

Berensztein destacó que en el momento actual, en el que se presencia un renacimiento del proteccionismo y de los nacionalismos en el mundo, resulta necesario que el periodismo profesional refuerce la idea de cooperación y sea el garante de que en el escenario internacional se escuche una pluralidad de voces. “Vivimos un momento de crisis en el que lo viejo no termina de morir y lo nuevo no termina de nacer. Por eso es un tiempo de incertidumbre y la información chequeada es un elemento que favorece la resolución pacífica de los conflictos”, resumió.

El poder de los grandes medios de comunicación de los países del Norte industrial, que suelen imponer su agenda periodística a nivel mundial, estuvo presente en el debate como un dato preocupante y una evidencia del fracaso de las iniciativas para un nuevo y más equilibrado orden informativo. Cuál es la mejor manera de favorecer la circulación masiva de información sobre el Sur global, para así escapar de esa lógica, fue una pregunta que circuló sobre las dos horas del debate, en un hotel de la capital argentina.

Desde la ciudad de Lagos, y a través del sistema de videoconferencia, el director de noticias de la Autoridad de Televisión Nigeriana, Aliyu Baba Barau, reclamó que se refuerce la cooperación entre los medios y los periodistas de los países en desarrollo, a través de la organización de viajes y mecanismos que favorezcan el uso común de los recursos. “La TV de Nigeria comparte permanentemente sus recursos con otros países”, aseguró a título de ejemplo de lo que puede hacerse en materia de cooperación de los proyectos de comunicación en el Sur. “El mecanismo de cooperación Sur-Sur y sus ventajas no tienen que ser entendidos solamente por quienes conducen nuestras naciones, sino también por la comunidad global”, advirtió.

Representantes de medios de comunicación de China tuvieron un destacado papel en el intercambio de ideas y reflejaron el gran interés que existe en el gigante asiático por lograr un mayor acercamiento a África y a América Latina. Participaron Zhang Lu, editora adjunta de China Daily, el mayor portal digital de noticias de ese país en inglés; Cui Yuanlei, corresponsal en México de la agencia de noticias Xinhua, que distribuye información en varios idiomas (entre ellos, español), y Li Weilin, jefe del equipo de la cadena de televisión CCTV en la ciudad brasileña de São Paulo.

Li reclamó que los medios de los países emergentes no dependan de la información distribuida por las cadenas informativas de los países industrializados y que el periodismo sea una vía para compartir experiencias. Contó, en esa línea, que durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016, CCTV produjo materiales para que en Kenia vieran cómo se entrenaban las estrellas de la velocidad de Jamaica y para que en la isla caribeña conocieran a los atletas del país africano que brillan en las carreras de fondo y medio fondo.

Los participantes coincidieron en que los medios de comunicación del Sur global deben generar contenidos atractivos, para combatir una agenda informativa impuesta desde los países del Norte industrial. Crédito: Daniel Gutman/IPSpara impulsar la cooperación Sur-Sur, organizado por IPS-Inter Press Service América Latina. Crédito: Daniel Gutman/IPS

El italiano Roberto Ridolfi, asistente del director general de la FAO, llamó la atención de la audiencia al subrayar que los países del Sur “no comparten el pasado, pero sí tienen el mismo futuro”. Sostuvo que la comunicación tiene un rol clave que jugar en el arduo camino hacia la Agenda 230 para el Desarrollo Sostenible y sus 17  Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que buscan mejorar la calidad de vida de la población mundial e igualar el desarrollo entre el Norte y el Sur.

“Los medios de comunicación y los periodistas tienen la misión de atraer las audiencias con noticias vinculadas a la sostenibilidad.  La proliferación de plásticos en los océanos, la devastación de los bosques o la problemática de la producción de los alimentos son temas que deben estar en la agenda”, advirtió. Como el resto de los panelistas, lamentó que las sociedades ignoren los mecanismos de cooperación Sur-Sur que se han desarrollado en los últimos años y señaló que los periodistas tienen mucho trabajo por hacer en ese sentido. “Todavía debemos demostrarle al mundo el valor real y las ventajas de la cooperación Sur-Sur”, planteó el funcionario de la FAO.

La necesidad de conocimiento recíproco entre medios de comunicación africanos, asiáticos, latinoamericanos y del mundo árabe fue reconocida como una necesidad. Especialmente lo hicieron los participantes locales, ya que Argentina es un país de profundos lazos culturales con Europa, donde es poco lo que se sabe acerca de lo que sucede en los países de las regiones del Sur, más allá de catástrofes y conflictos. El desafío, hoy que las nuevas tecnologías han democratizado la comunicación pero también la han puesto en riesgo, es generar información desde el Sur en formatos atractivos, que permitan un mejor conocimiento de las realidades y oportunidades sobre sus países y entre esos países y sus regiones.