Las cenizas del poeta y maestro Efraín Jara Idrovo fueron a reposo perpetuo al mausoleo de personajes ilustres de Cuenca, en el cementerio patrimonial de la ciudad.

Considerado uno de los más altos exponentes en la historia de la literatura ecuatoriana, fue también formador de los más destacados críticos literarios del país, en la facultad de Filosofía y Letras de la Universidad local. Como un homenaje a su memoria, se inserta el audio de la entrevista que concediera años atrás a Rolando Tello Espinoza, Director de la Revista AVANCE, donde habla de sus inquietudes personales, de Galápagos, a donde placía ir para encontrarse consigo mismo frente a la naturaleza telúrica de las islas, así como sobre sus experiencias vitales y docentes.