Google Translate Widget by Infofru

Author Site Reviewresults

 El Acalde de Cuenca entrevistado en su despacho.

AVANCE habló con él sobre temas de interés público de la ciudad. La planificación es su palabra reiterada. La entrevista fue en vísperas de conocer la resolución judicial que restituía en la Vice Alcaldía a su coideario Pablo Burbano, cesado a poco de su elección por una instancia jurídica y revocada el 23 de octubre. La causa fue de paridad de género. Lo que alude al caso, no pierde oportunidad ni sentido.

¿Qué diferencia a su administración de anteriores?
La nuestra es una administración ciudadana, de política pública. Antes se obedecía a la política partidista local o nacional para fijar las líneas de acción considerando en los barrios y parroquias la afinidad o no con el administrador. No tenemos miramientos en ese sentido y trabajamos con todos escuchando sus propuestas. A ningún dirigente de juntas parroquiales preguntamos a qué movimiento o partido pertenece: es la principal diferencia con administraciones anteriores y otra, fundamental, la planificación.

¿Qué le cogió de nuevo, viniendo usted del sector privado?
La burocracia, traducida en tiempos más largos. En la administración privada las decisiones se toman rápido. Para ejecuciones en lo público hay tantos procedimientos a seguir, lo que hace engorroso todo y los resultados demoran.

A casi seis meses de gestión ¿cómo valora a la que le antecedió?
Ha generado obras interesantes, como los parques –no mega parques-, para apropiar el espacio público a los ciudadanos. Pero no ha habido orden, una planificación, por lo que muchísimos procesos están demorados. El tranvía es uno de ellos. Tenemos que solucionar temas contractuales en vez de estar trabajando por mejorar la calidad de vida de los cuencanos.

¿Algo ha derivado en investigación o denuncias judiciales?
Algunas están en la Fiscalía, como el caso de dos trituradoras entregadas por el Ministerio de Obras Públicas, que las encontramos en un sitio privado, manejadas en forma privada. También el tema de fotorradares está en Fiscalía y de otras cosas antes de emitir juicios de valor estamos levantando información para saber si se habían manejado de manera correcta. Tengo que ser claro en decir que no significa que el Alcalde o los directores estén envueltos en asuntos delicados –puede que sí, puede que no- pues acciones de mandos medios o bajos pudieron no ser de conocimiento superior. Es un sistema complejo, en una corporación con cerca de cuatro mil empleados.

Proyectos publicitarios y un viaje a China han despertado comentarios ¿qué explicación tiene?
Es sencillo: la ley nos obliga a comunicar de manera transparente y efectiva las cosas que se desarrollan, lo que no es promocionar nombres, rostros y más. En el proceso de comunicación se maneja con estrategia y tienen que haber los productos que se deben comunicar, luego viene el pautaje… Pero hubo desinformación que hablaba de promocionar mi persona, por lo que terminamos la contratación de mutuo acuerdo y parte de ese dinero se usará en reconstruir la ciudad afectada por las recientes protestas.
En el caso de China nos sorprende la inquietud de un asambleísta de Pichincha que se refiere a funcionarios de ETAPA y no a mí. El viaje del Gerente José Luis Espinoza y Fabián Brito, Gerente de Telecomunicaciones, lo autorizó el Directorio porque podría traer beneficios para la ciudad. Yo les acompañé un par de días en un ínterin de mi viaje a España por temas patrimoniales con el BID.

 La reparación de calles y aceras es la obra más visible en los primeros meses de la administración del Alcalde Palacios

¿Hubo la invitación de la empresa Huawei?
Sí, y se ha desinformado. No fue para tratar con la compañía, sino invitación a un evento mundial sobre temas de ciudad inteligente, para conocer cómo se puede mejorar en lo tecnológico, por ejemplo que los semáforos inteligentes no sean programados por una persona sino con un aplicativo y una cámara lograr auto regulación, para incrementar o disminuir el tiempo de las luces o, en la recolección de basura, con unos sensores informar la ubicación del contenedor y la capacidad disponible, para ahorrar tiempo y recursos, como se está haciendo en otras ciudades. Si la empresa ETAPA no mejora en innovación de tecnología, podría sufrir problemas económicos que a la larga perjudicarían a la ciudad. La misma tecnología sería aplicable en el tema de agua.

En la primera administración del Alcalde Cabrera se habló de semáforos inteligentes…
Con todo respeto, dudo que hace diez años haya estado fuerte el tema de la inteligencia artificial. El Alcalde de Murcia me explicaba que la está desarrollando, para determinar dónde se instala un semáforo que calibre los tiempos hasta en las intersecciones. Es correcto que ETAPA lidere estos proyectos en coordinación con la dirección de Movilidad y otras áreas para conducirnos hacia la ciudad inteligente, pues disponemos de infraestructura de datos y tendido de red, que necesitamos potenciarlos para generar los procesos que se llaman inteligencia de las cosas.

¿Cómo están sus relaciones con el Gobierno?
Las mismas que tenemos con la Prefectura o las Juntas Parroquiales.

¿Buenas o malas?
Cuando tenemos coincidencias podemos trabajar en conjunto. Cuando tenemos diferencias, sencillamente no podemos llegar a acuerdos y cada uno está por su lado. Yo no tengo relaciones malas con absolutamente ninguna entidad del Estado o un nivel de gobierno. A nosotros nos eligieron para trabajar por la ciudadanía y tenemos que conversar con todos; no nos eligieron para adoptar posiciones radicales que perjudiquen a la ciudadanía, posiciones que hasta pueden ser personales y deben dejarse de lado.

¿Y la relación con medios y periodistas?
Muy buena, tengo el mejor concepto de todos los que cumplen con su labor y si pueden haber temas personales, es diferente, porque lo mío no es un tema personal sino institucional. Yo defiendo la libertad de expresión y coincido con quien dijo defendería hasta la muerte el derecho de otros a disentir. Que pensemos diferente no nos hace enemigos y todos tenemos capacidad de expresar lo que sentimos, lo que queremos, lo que decimos, a sabiendas de que mi derecho termina donde empieza el del prójimo.

¿Qué espera de esta celebración novembrina?
Luego de las protestas de los últimos días, esperaría que recuperemos un espacio de hermandad, de corazón; que tengamos un espacio para hablar del tejido social que se vio tan resquebrajado y se recupere la cohesión social. Las fiestas podrían ser el momento interesante para disfrutar con altura de consensuar con respeto y saber que si nos ponemos de acuerdo con la sociedad en su conjunto, vamos a salir adelante.

¿Y del bicentenario?
Algo parecido: que los cuencanos entendamos los 200 años de la libertad tan ansiada. Es un espacio fundamental para determinar hacia dónde vamos, porque si sólo nos quedamos en el pasado, no llegaríamos muy lejos. Es un punto de inflexión interesante para replantearnos hacia dónde queremos ir como ciudad, como sociedad y como país.

 
 Pedro y Yadira con sus hijos Pedrito y
Giuliana Palacios Palacios.

En minería metálica ¿cuál es su posición definitiva?
Mientras exista la mínima probabilidad de contaminación de las fuentes de agua, el riesgo es alto y no vamos a permitir que eso suceda. Sin embargo, no es solamente la calidad sino la cantidad de agua, pues pocos advertimos que cada vez es menos la que tenemos en época de estiaje. La contaminación se daría con la explotación minera, pero la falta de agua es una realidad que ya tenemos y de eso debemos preocuparnos. Por eso trabajamos por precautelar las fuentes en las zonas de recarga y junto con Elecaustro adjudicamos más de 200 hectáreas a propietarios de áreas involucradas en la cuenca del Machángara.

¿Cómo se ha afectado su rutina familiar desde que es Alcalde?
Las jornadas son igual de largas, pero ahora los fines de semana seguimos en actividad, visitando barrios, parroquias y obras, disminuyendo el tiempo con la familia. Casi ya no puedo almorzar en casa y con suerte lo hago una vez a la semana. En verdad eso no esta bien, pues hay que balancear mejor los tiempos porque después de terminar esta administración seguiré siendo padre, esposo, hermano, hijo. Sin un equilibrio, nos podría pasar factura.

Usted dijo que éstas serán fiesta de realidades. ¿Qué significa?
Queremos que la ciudadanía sepa que hay mucho más de lo que tradicionalmente han sido las fiestas de Cuenca. Más allá de las tarimas, los artistas, las ferias y eventos para niños, adolescentes, adultos, gente rural y urbana, hay una realidad más grande de la que hemos estado acostumbrados. Que se comprenda que existen muchas realidades más allá de lo que hemos acostumbrado ver en estas fechas.

Los bienes patrimoniales se siguen destruyendo ¿qué opina?
Hay que hacer un llamado de atención. No se trata sólo de controlar, pues tampoco hay recursos ilimitados para tener todos los días gente en las calles para ello. Hay que generar conciencia ciudadana para que tener un bien patrimonial no se considere una carga sino una bendición y los propietarios puedan beneficiarse con facilidades para restaurarlos y mantenerlos. Sucedía que tener una casa patrimonial era una carga terrible y puede cambiarse con criterios equitativos que permitan aprovechar la pertenencia de un bien de esta naturaleza. En ese estudio andamos, lamentando la reciente demolición de un edificio en el centro histórico, tema sobre el que sentaremos precedentes para que nunca vuelva a ocurrir.

¿Qué del subsidio a los combustibles y el decreto 833?
Existe un déficit fiscal y no se puede mantener una brecha constante que perjudica al país. Pero el decreto 833 fue inoportuno y en la forma cómo fue dado. Desde el comienzo nos ofrecimos como un puente mediador entre los sectores, conscientes de la necesidad de flexibilizar las posiciones radicales, que generan la escalada de violencia. Al final de todo, nadie ganó nada y todos los sectores y ciudadanos perdimos, inclusive vidas. A mí me quedó la lección de que no se pueden mantener esas posiciones radicales. En resumen, si aquel decreto obedeció a la necesidad de contar con recursos afectados por un manejo económico equivocado de muchos años, es preciso buscar alternativas sobre la realidad, porque si nos ponemos radicales unos y otros, como sucedió, la violencia, la destrucción y sobre todo las muertes llevan a que nadie, insisto, nadie salga ganando.

¿Cuándo va a operar el tranvía?
Cuando tengamos los elementos bloqueantes levantados. Al iniciar la administración nos encontramos con procesos realizados, levantados o elaborados bastante irresponsablemente. Para el mantenimiento estudiamos alternativas, pues Alstom, que es parte del Consorcio CITA, podría ser el contratista porque son dueños de la tecnología, pero ciertos condicionamientos ameritan reparos para no casarnos con un solo proveedor.

¿Qué obras fundamentales aspira ejecutar en su mandato?
Desde candidatos hablamos de la planificación correcta de la ciudad y en eso trabajamos para que Cuenca sea la primera ciudad del país en aprobar el plan de uso y gestión del suelo, el plan de desarrollo y ordenamiento territorial, el plan del centro histórico y alguno más, en forma coherente, no aislada. Es lo más importante que podemos dejar. En obras civiles, confiamos en hacer el mercado mayorista operativo; ojalá modernizada la feria libre; la remodelación, construcción o ampliación de cuatro mercados y dos terminales terrestres. Ahora estamos en procesos de recapeo, construimos veredas y reconstruimos calles destruidas, o construimos nuevas dotadas de pavimento y en el área rural, con las juntas parroquiales.

¿En qué medida le afectó el caso del Vicealcalde defenestrado y una Vice Alcalde por mandato judicial?
Le soy franco: he trabajado con Pablo Burbano bien y ahora igual con Marisol Peñaloza. Si mañana se mantiene Marisol perfecto y si regresa Pablo no pasa nada. En la administración nada cambia en absoluto porque no decidimos ser candidatos de una alternativa para la Vice Alcaldía sino para trabajar por la ciudad. Trabajaremos con la Vice Alcaldesa y si regresa Pablo trabajaremos con él y con todos los que quieran trabajar por la ciudad. Lo que sucedió con Pablo fue un tema político y así lo llevaron quienes se encantan de vivir ese tipo de política partidista, de shows mediáticos, que les hace felices. El nuestro es un proyecto ciudadano, una administración ciudadana, de política pública, no partidista, por la que decidimos ser una alternativa, sin compromisos políticos, económicos, sociales o familiares. Esto parece incomodar a ciertos actores políticos que siempre están opinando de forma diferente a cómo se conduce nuestra administración.