Google Translate Widget by Infofru

Author Site Reviewresults







        

El Parque Calderón, en esos tiempos

La séptima edición contemporánea apuntala la permanencia del concurso proyectado internacionalmente como una de las convocatorias poéticas de mayor prestigio en el ámbito iberoamericano

La Fiesta de la Lira nació en 1919 bajo inspiración de jóvenes poetas amantes del terruño, del paisaje, sus ríos y su gente de fervorosa convicción cristiana. A un siglo, la celebración reanudada en 2007 prepara la séptima edición contemporánea, abierta al universo iberoamericano.

 Directivos del Festival 2019: Guillermo Tálbot, Gerente del Banco del Austro; Xavier Muñoz Chávez, Presidente de la Fundación Cultural del Banco; Adriana Tamariz, Directora Municipal de Cultura; y, Jorge Dávila, Coordinador.

El 31 de mayo de 1919 más de cuarenta personajes de las letras y la cultura cuencana se acogieron “en gremio para organizar y efectuar una fiesta de poetas que más no trajesen que lo que pudieran traer en ofrenda de fecundidad en sentir honradamente y expresarlo con lealtad”. La primera Fiesta anual fue en junio siguiente.

El premio mayor de los poemas galardonados era una flor natural, al que seguían la violeta de oro, el capulí de oro y la lira de oro para la mejor declamadora de los poemas premiados. El concurso se mantuvo regular hasta inicios de los años 40 del siglo XX y luego fue interrumpiéndose, hasta desaparecer.

En diciembre de 1983 el Alcalde Pedro Córdova Álvarez restableció el concurso, mediante ordenanza, logrando que por tres años se realizara el certamen, hasta 1987, siendo mantenedores sor Graciela Malo, Carlos Cueva Tamariz y Ricardo Muñoz Chávez. Para 1988 se designó mantenedor a Luis Moscoso Vega, pero no pudo cumplirse el evento, por dificultades económicas.

En diciembre de 2006 la Fundación Cultural Banco del Austro y la Casa de la Cultura del Azuay, presididos por Juan Eljuri Antón y Efraín Jara Idrovo, resolvieron restaurar la Fiesta de la Lira, que se ha proyectado con impulso creciente al campo internacional, y se ha consolidado como el certamen poético más importante del Ecuador y del ámbito hispanohablante, cada dos años.

 Juan Eljuri Antón, promotor de la recuperación de la Fiesta de la Lira en 2007, en la presentación del evento de 2019, en medio de guías de la ceremonia.

“Las instituciones financieras contribuyen desde su específico campo de acción al progreso de una colectividad, pero esa misión creemos que no puede restringirse solamente al campo de la economía, que siendo básico, no es el único que debe atenderse en el desarrollo del ser humano”, decía una declaración alusiva al evento literario restaurado en 2006.

El concurso se ha cumplido con regularidad. La séptima edición será del 11 al 14 de noviembre de 2019, para premiar al mejor poemario publicado en idioma español durante el bienio comprendido entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de diciembre de 2018. Esta séptima edición tiene el aval de la Cas de la Cultura, núcleo del Azuay, las Universidades de Cuenca, del Azuay, Politécnica Salesiana, Católica de Cuenca y Técnica Particular de Loja. La Fundación Cultural Banco del Austro asigna 30 mil dólares al premio del concurso.

El concepto del certamen de 2019 aborda el tema Juventud, esperanza, sueño, cambio y futuro, para vincular a las nuevas generaciones con l os espacios de creación, pensamiento y diálogo, a través de encuentros con poetas nacionales y extranjeros invitados.

 Gonzalo Zaldumbide interviene en la Fiesta de la Lira de 1929. Está en medio de Rafael María Arízaga y Remigio Crespo Toral.

En cada edición se rinde tributo a un poeta o grupo de poetas cuya creación haya dado aportes importantes al quehacer literario del Ecuador. Esta vez el homenaje será para Jacinto Cordero Espinosa, Arturo Cuesta Heredia, Efraín Jara Idrovo, Hugo Salazar Tamariz y Teodoro Vanegas Andrade, poetas cuencanos que pertenecieron al grupo ELAN en los años 40 del siglo anterior, caracterizándose por la innovación y experimentación en la creación poética, con profunda sensibilidad social.

El Festival de la Lira de 2019 tiene connotaciones históricas y culturales especiales, por coincidir con el centenario de la creación del concurso y el mes de inicio del año bicentenario de la Independencia de Cuenca. Los poetas extranjeros invitados llegarán desde el 9 de noviembre, para la inauguración que será el 11; participarán en conversatorios y talleres en entidades educativas y en los recitales previstos. La premiación será el 14 de noviembre, en la clausura del VII Festival de la Lira.

 

 

 

 

 

 

Josefina Cordero, en un recital del festival de 1940. Nonagenaria hoy, la más antigua sobreviviente de la celebración literaria, hermana del poeta Jacinto Cordero, hace poco fallecido.