Cuenca celebró este 12 de abril los 464 años de su fundación. Lo mejor de la fiesta –a la par que insignias y premios municipales- fue el triunfo pacífico de la democracia. ¡Y qué significativos los históricos votos nulos!

 


Quizá esos votos nulos no se hagan agua, cuando no hace mucho la población se pronunció en defensa del agua antiminera. Nada dijo sobre el tema el presi electo en su noche triunfal.

 

 

El Presidente Moreno no dará un paso más después del 24 de mayo, cuando entregará el mando a su sucesor. Lástima que lo de la cirugía mayor contra la corrupción no ha tenido éxito, como lo demuestran cinco ministros de salud renunciantes en un año de pandemia…

 

 

 


En todo caso, no sabemos qué dirá ahora en la ceremonia de traspaso de mando. Si no ganaba Lasso, no hubiese sido traspaso, sino traspié.

 

 

 

 

Hay quienes opinan que Arauz no fue un buen candidato del ex presi Correa, para justificar la derrota. Habría que preguntarles, qué más le quedaba, si los presidenciables están en prisión, con grilletes o son prófugos de la Justicia?

 

 


El joven Arauz habló de “tender puentes” con el candidato opositor que le ganó en las urnas. Por primera vez, no se refirió a él, con mala intención, como “banquero”. En todo caso, que se cuide Guillermo Lasso de estrechar esos lazos…