Henry Eljuri Antón, miembro de la Corporación Empresarial Eljuri, falleció el 14 de mayo pasado, de 75 años. Un año antes, el 10 de mayo de 2021, murió Juan, el mayor de tres hijos varones y dos mujeres de Juan Eljuri Chica y Olga Antón, fundadores del grupo, en 1925. Jorge Eljuri, el hermano que siguió en edad a Juan, también directivo del grupo empresarial y persona dedicada a coleccionar obras de arte, falleció en junio de 2014.

Henry se vinculó a las actividades comerciales e industriales de sus progenitores, para una trayectoria creciente de desarrollo en los sectores productivos del país y el exterior, con decenas de miles de trabajadores.

Henry, doctorado en Química, se dedicó al área automotriz, empezando por la venta de neumáticos hace cincuenta años, que se expandió a la comercialización de carros importados de diferentes marcas, en la empresa que denominó Motricentro. Aficionado al ramo automotriz, ejerció en la juventud el deporte de velocidad en los vehículos, logrando destacados premios nacionales.

Alternó el comercio y la industria con el deporte, como miembro y Presidente de la Federación Deportiva del Azuay, que reconoció su apoyo institucional nominándole presidente vitalicio. Su auspicio a diversas disciplinas deportivas fue determinante para que Cuenca fuese sede de eventos nacionales e internacionales. En 1997 fue designado Cónsul Honorario del Brasil en Cuenca, responsabilidad a través de la cual vinculó al país a organismos gubernamentales y privados de esa nación, con beneficios mutuos.

Fue último hijo varón de los herederos directos del grupo empresarial Eljuri, luego de fallecidos los hermanos Jorge y Juan, mientras quedan Olga y Gladys como las hijas vivas de los fundadores de la organización ubicada entre las más sólidas del país. Henry reposa en el mausoleo familiar de los Eljuri, en el cementerio patrimonial de Cuenca.