Este 6 de agosto falleció Alejandro Serrano Aguilar, quien fuera Vicepresidente de la República de mayo de 2005 a enero de 2007, en el gobierno de Alfredo Palacio, que asumió tras el derrocamiento del Presidente Lucio Gutiérrez.

Nacido el 14 de enero de 1933, fue Gobernador del Azuay en la Presidencia de Camilo Ponce (1956-1960); diputado por el Azuay, concejal, y Alcalde de Cuenca de 1970 a 1977. Ingeniero Civil por la Universidad de Cuenca, hizo especialización en Metalurgia y Soldadura en la Escuela Superior de Ingenieros Navales de Madrid, España. También cursó Filosofía y Letras y se graduó de doctor en Filosofía, desempeñándose como catedrático y Decano de la Facultad por varios años. También fue profesor de la Universidad del Azuay.

De su gestión como Alcalde de Cuenca destaca la planificación de la Cuenca modernizante en los años 70, siendo sus principales ejecutorias la construcción de un mercado regional, el terminal terrestre y el Coliseo Mayor de la ciudad. Impulsó el deporte y fundó el Club Deportivo Cuenca.

El fallecimiento de Alejandro Serrano ha sido sentido en Cuenca y en el país, pues fue uno de los personajes notables en la cultura, la gestión pública y la docencia. Presidió el Consejo de Reconstrucción del Austro, luego que en marzo de 1993 se produjera el fenómeno hidrogeológico de La Josefina, episodio telúrico milenario que provocó inundación, muerte y destrucción de poblaciones y obras privadas y públicas en el austro ecuatoriano.

Como homenaje a su memoria, se inserta el audio de una entrevista que concediera al Director de la Revista Avance, en febrero de 2018, Rolando Tello, en un diálogo de lenguaje coloquial relacionado con las funciones de la Vicepresidencia de la República y de otros temas que mantienen actualidad, como la corrupción.